miércoles, 10 de septiembre de 2008

Subida al Pindo desde Caldebarcos.Paisajes de Carnota (II)





Hay en el gran semicírculo de Carnota, dos pequeños puertos en sus extremos; Portocubelo en el Sur y Caldebarcos en el Norte. Sobre todo el segundo es pequeño y sin tránsito;pero las antiguas navegaciones de cabotage muy cercano a tierra,deberían considerarlos. El topónimo naútico de "Nautilus" tendría así una explicación; destaca en el paisaje y además es útil pues viniendo desde el sur indica la cercanía de la gran laguna marítima de Carnota y su boca, la "boca do río"; un sitio de extraordinaria dificultad y peligro. Si lo atravesamos llegamos a Caldebarcos; al pié del Pindo.



Hay un sendero que sube al Pindo desde Caldebarcos y que, a pesar de mis muchas excursiones por estos montes,no conocía hasta hace poco. En él, enseguida obtendremos vistas panorámicas de Carnota, la bahía, la playa, la laguna marítima, la montaña carnotana: una barrera semicicular de montes. Aunque no de 180º, sino mayorde 180º; sobre todo si no consideramos la línea de montes sino la de costa entre Portocubelo y Caldebarcos.



Un fragmento de la gran laguna que forma el mar en la parte Norte de la playa; en la marea baja se vacía en poco tiempo, haciendo peligroso el baño en su boca, la Boca do Río.





El Monte Pindo y una visión simultánea de la Moa y el Coloso que no se consigue desde el camino que sube desde Carnota, por Vadebois y el outeiro Nariz, que siempre he considerado como camino principal de acceso al monte.
Esta perspectiva no la conocía ; y permite ver con transparencia la relación inmediata y geológica que hay entre la Moa, el Coloso del Pindo y la vertiente donde nace el Vadebois, el pequeño río que desemboca en la laguna marítima.
Un riachuelo que a pesar de su insignificancia permite que el topónimo "boca do río" sustituya al mas lógico de "boca da lagoa". No se considera el volumen de agua, sino el pequeño río hoy casi seco, que procede del corazón del Pindo. En la fotografía vemos como nace al lado (debajo) de la Moa; y como está protegido o adornado por el Coloso. El cauce desciende la agreste ladera y al llegar abajo gira 90º en dirección al Sur. Hay un minúsculo valle, donde quizás hubo bueyes y de ahí que se llame Vadebois el río.
El río siempre minúsculo desemboca finalmente en una zona pantanosa (aves lacustres),y en un gran arenal(bivalvos) que se inunda con la mareas. Un privilegiado ecosistema mesolítico.


El Pindo no es un pedregal sino un número enorme de pedregales y masas de roca, con todo tipo de configuraciones graníticas y formas; muchísimas formas figurativas; una abundancia desmedida de hoyos cóncavos ( pías o piletas naturales).











Hicimos la subida desde Caldebarcos, al Sur; y descendimos por el Oeste, por la pista forestal que baja desde el llano que hay en la base del monte (el Chan das Lamas) hasta Quilmas. Vemos en la imagen , efectuada a finales de Agosto, una puesta de sol con el cabo Finisterre al fondo.