martes, 21 de octubre de 2008

Los antropomorfos de Hernán Perez.Formas circulares ,semicírculos,herraduras.


1. En Hernán Perez aparecieron ocho estelas con grabados, que Martin Almagro Bosch(1911-1987) estudia y considera como siete ídolos y una estela decorada. Entre los primeros, los que numera como 3,4,5 y 6, se encontraron juntos; pero todos aparecieron en sitios cercanos; y parece razonable una lectura del conjunto que considere relaciones entre ellos.
Si excluimos el 6, que como se verá es un caso especial; solo los nº 1,4 y 5 son claramente antropomorfos. O, aún mejor, solo lo son los nº 4 y 5, y de ahí deducimos que en el nº 1 hay dos ojos y una boca; y por tanto es una cara. Hay otros muchos pequeños hoyos pero o no son ojos, o es que la cara tiene muchos ojos.
El nº 2 es un antropomorfo abstracto, no hay boca ni nariz, y entre los muchos pequeños hoyos no hay dos que podamos ver como ojos; tiene sin embargo su forma circular mas exterior indicándonos la posibilidad de un cuello.



Empezaremos considerando este antropomorfo; pues en los otros tres hay claras zonas deterioradas y las formas circulares que determinan las caras, al llegar a ellas se interrumpen. No sabemos si esto fue siempre así, y no podemos hacer el estudio que pretendemos de estas formas. Una posibilidad que podemos explorar es que las zonas deterioradas sean intencionadas y no el producto de un desgaste desigual de las piedras. Se deterioran o se utiliza una irregularidad existente. En los nº 4 y 5 el deterioro es muy grande, pero así se permite la idea de pelo; en el nº 1 solo hay la duda de saber como es la forma circular exterior.


nº 2

La nº 2 tiene una pequeña zona deteriorada y en ella se interrumpen tres formas circulares por abajo; y solo una por la parte de arriba. A la mas pequeña no le afecta la devastación, pues es un semicírculo que acaba en la línea diametral que atraviesa la cara, La forma circular mas exterior por la parte derecha atraviesa la línea diametral y recorre el hemisferio superior; pero al llegar a la zona devastada no sabemos si se dirige a cerrar la figura , o mas hacia a la derecha , incluso hacia la línea del medio que es otro semicírculo. La zona deteriorada está en el sitio preciso en el que tres líneas se enfrentan a una; y la discusión puede aparecer; hay un argumento a favor de que el deterioro sea deliberado. Además , como veremos enseguida, los dos semicírculos no pueden ser cuestionados .
Tenemos por tanto dos semicírculos ovalados, una forma circular casi completa , y una línea exterior incompleta que por la izquierda acaba en un cuello.
En la medida que en el nº 4 hay dos formas incompletas; y que en la nº 2 hay dificultades para la reconstrucción de un círculo completo, debemos disuadirnos de intentarlo en los otros.
Continuamos en nuestra suposición de que el deterioro es intencionado, y aislamos las formas existentes.( En el nº 5 y el nº 1 no consideramos la línea exterior por no ser continua)



2.
En estas otras dos estelas antropomorfas que reproducimos de Primitiva Bueno; tenemos la sola presencia de formas semicirculares. En Crato hay tres en la parte de abajo y una en la de arriba; En Esperanza solo hay tres en la parte de arriba.

fot. Primitiva Bueno, Rodrigo Balbín y Rosa Barroso, "Cronología del arte megalítico ibérico: C14 y contextos arqueológicos" L´Antropologie 111(2007) p.590-654.

3.En el antropomorfo nº 6 de Hernán Perez las formas circulares se han hecho cuadrangulares y discontinuas y la línea diametral ha perdido su carácter equívoco; pertenece a la forma cuadrangular que define la cara. Además, se ha acentuado el carácter realista del antropomorfo, y podemos pensar en sus adornos; en una diadema y un collar. No excluimos esta lectura, pero sobretodo nos interesa que hay dos semicírculos.


4.
En el nº 4 solo hay tres líneas, y en los otros la cuarta es discontinua. Si solo consideramos las tres interiores en cada uno de ellos, obtendremos la primera figura. Si consideramos que la finalidad de las líneas diametrales es la que se indica en la segunda imagen obtendremos siempre tres semicírculos; en tres casos son siempre completos y en uno hay dos incompletos.


De forma genérica, cuando los medios de comunicación se refieren al arte rupestre circular hablan de "círculos concéntricos"; tal vez sea la falta de un lenguaje apropiado lo que dificulta la comprensión del arte rupestre; quizás en su día la palabra genérica que los identificaba era una herradura;un semicírculo ovalado. Una forma no estrictamente circular que el semicirculo permite y legitima.
En el nº 4 se nos explica una segunda cuestión que caracteriza al lenguaje circular; le incompletitud de las líneas. Tenemos en él dos semicírculos incompletos. Hay una línea longitudinal que interrumpe las líneas; no es una zona deteriorada la que provova la incompletitud. Tenemos un nuevo argumento para pensar que las formas circulares del nº 4 y nº 5 son también incompletas; las líneas diametrales (en negro) sirven para establecer dos lecturas ; una se refiere al semicirculo y otra al círculo. Ambas tratan de una forma geométrica , y su completitud o no completitud. Y de su deformación ovalada; en el nº 1 hay dos círculos completos de estas características.


M. Almagro Bosch. Los idolos y la estela decorada de Hernan Perez (Cáceres)
Trabajos de Prehistoria 29 (1972), pp. 83-124.



http://jl galovart. circulos incompleto en los grabados rupestres de Carnota
,
http.//Ana Lúcia FERRAZ SÁ VIANA,Dalles anthropomorphes de la région d’Évora