sábado, 13 de noviembre de 2010

Ciervos y geometrimo circular (II). Laxe dos Cebros. Fentans





Las cazoletas aparecen solas en contextos megaliticos muy antiguos , sus adornos circulares aparecen y se desarrollan. Finalmente se independizan, ya no se trata de cazoletas adornadas con formas circulares sino un complejo trabajo artístico y conceptual con circulos. Las cazoletas son una parte de los círculos, sus centros. Además, la incorporación de los ciervos exige una legitimización; una explicación desde un discurso que sin esta presencia nos parece iconoclasta.
Aunque decimos que nuestro arte rupestre consiste en formas circulares concéntricas, solo algunas son circulos completos; el discurso geométrco es rico y variado gracias a las infinitas posibilidades que permite el considerar arcos circulares abiertos e incompletos de todos los tamaños. En Laxe dos Cebros de Fentans, hay cuatro grandes ciervos completos, y dos pequeños que son incompletos.

calco de Antonio de la Peña

Si recorremos el panel de abajo a arriba ,vemos primero estos dos pequeños ciervos incompletos y aislados ; vemos mas arriba al ciervo grande nº1, que está tambien aislado y sin contacto con otro grabado. Mas arriba el nº2 con su cuerno izquierdo toca brevemente a la forma circular "A", que parece importante y central en la composición. El nº 3 lo hace con su pata delantera; y con su orientación nos anima a concluir en el nº4 la lectura levógira del panel.
Llegamos finalmente al ciervo nº 4, un buen ejemplo de relación compleja entre figuración cervil y geometrismo circular. El nº 4 con sus cuartos traseros tiene una relación fuerte con la forma circular A; pero tiene también una relación indirecta con ella a través de tres semicirculos concentricos que llegan desde su parte alta al lomo del animal.

También hay un sentido no-levógiro de lectura del panel : los ciervos nº 1 y nº 2 nos indican con sus miradas el pequeño circulo que adorna la linea ascendente que une otros dos circulos de mayor tamaño. Ascendemos por ella y pronto se bifurca; por un lado llega a la gran cazoleta que es el centro de la forma circular A; por el otro, acaba debajo del gran ciervo nº 4. El vientre y las patas del animal envuelven a este punto, constituyen un semicirculo deformado y cuadrangular con un punto en su centro.
Tenemos cuatro ciervos grandes , pero el nº 4 es distinto también en sus cuernos. Uno de sus cuernos no es realista; está asociado a una pequeña forma circular incompleta. Un recoveco de su cuerpo nuevamente es una linea circular abierta que envuelve a un punto central.

... los ciervos nº 1 ,2 y 3, son interceptados por barreras contundentes. Sus miradas se tropiezan con agrupaciones de circulos enlazados . En la lectura levógira de los ciervos del panel llegamos al final, a lo que con su su cabeza nos señala el ciervo nº 4 : una forma circular simple: dos lineas concentricas, una cazoleta central y un eje radial.



No hay comentarios: