jueves, 1 de marzo de 2007

Serra Faladoira y Estaca de Bares


mapa de Serra Faladoira. A.Rrodriguez Casal.1990

Hay un antiguo camino de más de 40 km que va casi en línea recta desde As Pontes de García Rodríguez hasta Estaca de Bares, por las crestas de los montes de Faladoira y Coriscada. Un camino que sigue la vía de transito natural entre estos puntos, y por el que hoy transcurre una carretera entre multitud de generadores eólicos.
El camino tiene una historia pues al menos su parte final perteneció a la red de Caminos Reales que se hizo en España a finales del siglo XVIII. También hasta hace poco, fue un “camino de arrieiros”, un camino no transitado por carros sino por reatas de mulos y caballos.
Fue Federico Maciñeira, en años anteriores a 1950, quien investigó el puerto protohistórico de Bares y quien descubrió los más de cien enterramientos megalíticos que se disponen en ese camino que va por las sierras de Faladoira y Coriscada. Mas actual referencia es un trabajo de Carlos Otero Vilariño del “Laboratorio de Patrimonio, Paleoambiente e Paisaxe” de la Universidad de Santiago. Un estudio del año 2003 que desarrolla un proyecto para su uso futuro como ruta cultural; para marcha a pie o en bicicleta de montaña, paseos, excursiones con coche , senderismo. Una investigación rigurosa basada en la cartografía y los mapas catastrales, en el trabajo de campo y la fotografía aérea, en la georeferenciación con tecnología GPS. En lo que a nosotros mas nos interesa; el autor, tras rendir homenaje a Federico Maciñeiras, escribe: “el camino zigzaguea entre las diferentes necrópolis tumulares de la sierra, incluso manteniendo una estrecha relación entre tránsito y emplazamiento tumular. Tanto es así que las principales ramificaciones que descienden a los valles y la costa de Ortigueira, están casi sin excepción jalonadas de necrópolis”.
El camino de “Serra Faladoira” y su ir desde el interior a la costa, desde As Pontes hasta el vértice marítimo y geográfico de Bares. Hasta un cabo, un lugar extremo e imponente sobre el mar. Hasta un lugar que nos sugiere otros lugares como el monte Facho, en Donón; el monte picudo y sobre un acantilado en el extremo de la Península del Morrazo, donde recientemente se ha descubierto un conjunto de aras galaico-romanas: un santuario de los siglos III-IV dedicado a Berobreo. Lugares como el monte Tecla en la desembocadura del Miño, el posible sitio donde un general romano tuvo un delirio trascendente y acústico al ver al sol incandescente y rojo, desaparecer en el Atlántico. Lugares como el Cabo Finisterre donde muchas personas terminan el camino de Santiago.
Fue Federico Maciñeira, quién habló por primera vez del camino de Serra Faladoira como camino neolítico, un a modo de “vía sagrada “de la prehistoria. Un camino, decimos, que al menos transitarían las huestes nocturnas: las almas de los antepasados enterrados en las muchas mamoas subterráneas que lo jalonan.



En otro orden de cosas, considerar que Estaca de Bares es una referencia geográfica ineludible en la historia de la navegación atlántica anterior a los satélites artificiales. Hay allí un faro y hubo un punto de control marítimo; hay un pequeño puerto, un abrigo para naves pequeñas. En la Enciclopedia Gallega de Silverio Cañada leemos sobre “O Coido”, la construcción ciclópea que lo protege por los lados Este y Sur. Con casi 300 metros de largo, 40 de anchura, 8 metros de altura, en la Península Ibérica; sólo en el interior del Mediterráneo se encuentran antiquísimas obras portuarias similares. Parece que es pre-romana y que tuvo que ver con el comercio marítimo del estaño. También leemos que cerca del puerto, en un acantilado, se encuentra una peña que por su perfil parece una mujer. No la conozco, hace muchos años a un marinero de Espasante le pregunté y le oí decir que tenía dos tetas muy claras; y que se ve solo desde el mar. La figuración recibe el nombre de A Muller Mariña.



http://www.lppp.usc.es/publicaciones/titulos_tapa.htm
http://megalitos.arqueoloxico.com/Coruna.htm

No hay comentarios: